jueves, 30 de diciembre de 2010

Ana María Matute, merecidísima ganadora del Premio Cervantes 2010.



Esta vez no ha habido ninguna sorpresa de última hora y el Premio Cervantes 2010 ha sido para la mujer que copaba el primer lugar en todas las apuestas, Ana María Matute, que después de varios años a la espera de sumar el único gran premio de las letras españolas que no tenía, hoy por fin ha visto recompensada toda su obra de la mejor manera posible. Quizás por esa larga espera, la ganadora no se lo creía cuando ha recibido la llamada de la Ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, para anunciarle personalmente que era la ganadora.

A estas alturas sobra decir el prestigio que tiene este Premio Cervantes, ya que está considerado como el máximo galardón que se puede obtener en lengua castellana, y además se otorga a autores que hayan contribuido a fomentar el patrimonio cultural hispánico. Por si este reconocimiento fuera poco, Ana María se llevará a su casita la nada desechable cifra de 125.000 euros, lo que nos pondría una sonrisa de oreja a oreja a cualquiera. Pero vamos a contar un poquito la vida de esta increíble mujer…

Ana María Matute nació en Barcelona hace ochenta y cinco años y desde muy jovencita tuvo clara su vocación. A los diecisiete años escribió su primera novela, Pequeño teatro, que no se publicaría hasta ocho años más tarde y con el consentimiento de su padre por delante. Ella siempre se ha distinguido por ser una mujer libre, independiente y moderna. Actualmente es miembro de la Real Academia Española, ocupando la letra K. En lo más personal, le tocó vivir de cerca la Guerra Civil, pero sin duda el hecho que la ha marcado para siempre fue su boda en 1952 con Eugenio de Goicoechea y posterior separación en 1963. Una separación que le llevó a perder la custodia de su hijo, al que estaría años sin poder ver. De ahí que no le quite jamás el adjetivo de malo a su exmarido.

Pero vamos a lo que nos interesa, que es su obra. Esta mujer ha escrito de todo, y todo bien, lo que es más difícil, con un número inagotable de publicaciones de todo tipo. De sus novelas destacan títulos como Los hijos muertos, Los soldados lloran de noche o su última novela, Paraíso inhabitado, por no hablar de la imprescindible y ya todo un clásico Olvidado rey Gudú, sin duda su obra cumbre. Tampoco se queda atrás en los cuentos, género que ha cuidado especialmente tanto en el terreno adulto como el infantil, en el que ha conseguido también innumerables éxitos. Por citar sólo algunos podemos nombrar El libro de juegos para los niños de otro, El verdadero final de la Bella Durmiente o La oveja negra. Aunque sin duda, lo mejor que podemos hacer es correr a las librerías a por La puerta de la luna, que son los cuentos completos de la genial escritora y que publicó Destino este 18 de Noviembre a un precio de 26 euros. ¡Vaya puntería!

En cuanto a los premios que tiene en su vitrinas, ya lo he dicho antes, los tiene todos. Desde elPremio Planeta (Pequeño teatro), hasta el Premio Nacional de Literatura (Los hijos muertos), pasando por el Nadal (Primera memoria) o el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil (Sólo un pie descalzo). Sin duda un currículo más que envidiable.

Como datos curiosos del Premio Cervantes de este año, destaca por encima del resto que se trata de la tercera mujer que se lleva este galardón, después de María Zambrano y Dulce María Loynaz.Por otra parte, se cumple esa regla no escrita en la que un año el ganador es español y al siguiente un autor latinoamericano, sucediendo en este caso la autora al mexicano José Emilio Pacheco.

Por supuesto no han tardado en aparecer voces desde todos los lugares del mundo literario, incluido el reciente Premio Nobel, Mario Vargas Llosa, alegrándose por este premio que consideran de justicia y al que nadie puede poner un pero. Pues ya sólo me queda dar mi enhorabuena a una de las grandes damas de la literatura no ya española, sino universal, y desear que sigamos muchos años disfrutando de ese bosque personal y maravilloso en el que le gusta atraparnos. ¡Felicidades

No hay comentarios:

Publicar un comentario