domingo, 26 de diciembre de 2010

Tres ataúdes blancos.




Tres ataúdes blancos es un thriller en el que un tipo solitario y antisocial es forzado a suplantar la identidad del líder del partido político de oposición y a vivir todo tipo de aventuras para acabar con el régimen totalitario de un país latinoamericano llamado Miranda. Ese argumento de thriller bizarro es, sin embargo, una suerte de estructura vacía, un esqueleto en el que la novela crece, salvaje, impredecible, saliendo a borbotones de la voz del protagonista. Desaforado, desquiciado, hilarante, el narrador usa todas sus palabras para cuestionar, ridiculizar y destruir la realidad (y para reconstruirla de nuevo, desde cero, como nueva). Perseguido sin descanso por el régimen del terror que en Miranda todo lo controla y por los abyectos políticos de su propio bando, solo contra el mundo, el protagonista es finalmente alcanzado y cazado. Su enamorada en cambio consigue huir milagrosamente, y con ella queda viva la esperanza de un nuevo comienzo para la historia.Tres ataúdes blancos es un texto abierto, polifónico, dispuesto para múltiples lecturas. Puede ser entendido como una sátira feroz de la política en América Latina, como una refinada reflexión acerca de la identidad individual y la suplantación, como una exploración de los límites de la amistad, como un ensayo sobre la fragilidad de lo real, como una historia de amor imposible. Envuelta en un envase de thriller fácil de abrir y de leer, llena de humor, esta novela propone sin duda un juego literario complejo y fascinante. La novela que consagra indiscutiblemente a uno de los autores mayores de su generación en lengua española.

«Lo mejor es la mirada irónica a una realidad tan cruda como la de ese país… Un buen premio, para un buen libro» (María Paulina Ortiz,El Tiempo).

«La novela es trepidante… Se lee en una sentada, o se oye, en el estilo oral de una historia que se dirige constantemente “al que esto escucha”… Si bien el mejor regalo puede ser un autor que no conocíamos y que habrá que seguir» (Eduardo San José, La Nueva España).
«Antonio Ungar pinta en Tres ataúdes blancos, con un registro ligero gracias al tono paródico, un fresco caricaturesco y esperpéntico de las tinarías presidencialistas de Latinoamérica, una deslumbrante sátira de la violencia política… Es  imposible no reconocer ciertos mecanismos de corrupción y de mentira que afectan al mundo desarrollado y a la propia Europa» (Iñaki Ezkerra, El Correo).

«Antonio Ungar ha escrito una novela que hace que el lector se parta de risa. Una parodia genial del sistema de poder en Colombia» (Francisco Barrios, Arcadia).

«Una novela que, de seguro, es una de las más importantes escritas en Colombia en la primera década del siglo XXI» (Juan David Correa, El Espectador).

«La novela es también una historia de huida, de persecución, que se volverá trepidante en la última parte. El antihéroe se convierte en héroe, puede escapar y no lo hace, sabe que todo está perdido y persiste en denunciar los crímenes del dictador que llega a formar un gobierno de concentración nacional en el que se sientan los traidores de la oposición, los amigos de Akira. La narración se acelera, la crueldad aumenta, asesinan al padre del protagonista, al doctor Neira, a cualquiera que se oponga al poder arbitrario de quien encarna el mal con cara de inocente. Al final, tortura y una playa, quizá una esperanza» (Antonio Garrido, Cuadernos del Sur).

«Una novela que crece, salvaje e imprevisible» (Diari de Girona).

«Combina amor, humor negro y una crítica feroz contra los sistemas políticos de la parte norte de Sudamérica» (Gara).

No hay comentarios:

Publicar un comentario