viernes, 25 de febrero de 2011

Vinchuca.



1. Insecto hemíptero, de color negro o castaño, con manchas de diversos tonos, de unos tres centímetros de longitud. Tiene hábitos hematófagos, habita en los cielos rasos y paredes rústicas de las viviendas precarias, especialmente de adobe y es transmisor del mal de Chagas. Argentina, Bolivia, Chile, y Uruguay2. Rehilete. (‖ flecha pequeña). Chile.

Vinchuca es una voz de origen incierto, nombre común del Triatoma infestans, considerado uno de los agentes responsables de la transmisión de laenfermedad de Chagas, epónimo en reconocimiento al médico brasileño Carlos Justiniano Ribeiro das Chagas (1934) quien en 1909 describió la enfermedad por primera vez.

La vinchuca es un insecto endémico en zonas secas y cálidas, principalmente en Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia y Brasil. Habita preferentemente en viviendas de áreas rurales, construidas de forma precaria, techos de paja, paredes sin pintar y en lugares próximos al domicilio están ubicados gallineros, corrales, etc.

Navegando por la red, hemos encontrado la historia de Pilar Mateo, doctora en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia (España), que en su libro El vampiro de los pobres relata su hallazgo de una pintura que erradica a la vinchuca -impidiendo su reproducción-, y su recorrido por los lugares más pobres de Bolivia, México o Argentina para pintar las casas y proteger a sus habitantes de este mal...

Transcribimos el fragmento de una entrevista concedida por esta mujer al diario ABC:

"...Según los guaraníes, un quinto genocidio lo transmitiría un insecto, pero llegaría un ángel blanco que traería el remedio desde tierras lejanas. ¿Es usted?

-Lo de blanco es porque trabajo con bata. En 1997, Cleto, un boliviano, me dijo: «El 80 por ciento de mi pueblo sufre el mal de Chagas. Vamos a morir». Me impresionó y decidí irme a Camiri, en el Chaco boliviano, porque había creado una pintura que podría salvarles. No quise explotar la patente, dejé a mis hijos aquí y busqué fondos para viajar. No había casas. Encontré una planta con resina, que soltaba un líquido impermeable. Macerada dos días y mezclada con heces de burro y vaca, y con barro, creamos un compacto muy resistente. Con él fabricamos 10.000 casas.

-¿En qué consiste su fórmula mágica contra la vinchuca?

-Los arácnidos e insectos disponen de un esqueleto externo que mudan al crecer y que se compone de quitina. Probé inhibidores hasta que di con el menos tóxico: microcápsulas que contienen una dosis ínfima del inhibidor de la quitina. Una vez aplicada la pintura, de cada capsulita sale el veneno que impide que la vinchuca crezca y se reproduzca.

-¿Qué ha evitado con sus brochazos de esperanza?

-Que todos los miles de niños que han nacido en las casas que se han pintado tengan el Chagas. Las mujeres tienen hasta diez. Hay mucho huérfano. La semana que viene me voy a seguir pintando las casas de los guaraníes.

-¿Cuál es su sueño?

-Que los niños guaraníes nazcan sin Chagas."

Y para terminar, de la mano de nuestro custodio El Bárbaro Orgulloso, os dejamos un clip de AUDIO en el que podemos escuchar otra entrevista muy interesante realizada a Pilar Mateo en el programa de la cadena Ser: "A vivir que son dos días"

No hay comentarios:

Publicar un comentario