jueves, 28 de abril de 2011

Vargas Llosa agradece a Kirchner por evitar veto en Feria del libro.



Agradeció a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por evitar el veto promovido en su contra, en la Feria Internacional del Libro
BUENOS AIRES, ARGENTINA (21/ABR/2011).- El Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, agradeció hoy a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por evitar el veto promovido en su contra, en la Feria Internacional del Libro, por un grupo de intelectuales.

'Agradezco a los organizadores que hayan resistido presiones para desinvitarme', afirmó el escritor peruano-español, al ofrecer una conferencia magistral en la máxima cita anual de la cultura argentina y ante cientos de personas que colmaron la sala Jorge Luis Borges.

En su esperada presentación, el autor extendió su agradecimiento a la presidenta, 'cuya oportuna intervención atajó aquel intento de veto', en referencia a la carta que impulsaron varios escritores para evitar que viniera a la 37 edición de la Feria.

'Ojalá que esta actitud a favor de la de libertad de expresión se contagie a todos sus partidarios y guíe su propia conducta de gobernante', dijo.

Luego de celebrar que la Unesco haya declarado Buenos Aires como la Capital Mundial del Libro en 2011, Vargas Llosa explicó que el intento de veto que sufrió, le permitió elaborar una exposición a la que tituló 'La verdad y los libros'.

Aseguró que 'los libros nos ayudan a derrotar prejuicios entre pueblos y personas, y a descubrir que, por encima de las fronteras, somos iguales, que, en el fondo, los otros somos en verdad nosotros mismos'.

Gracias a los libros, dijo, 'viajamos en el tiempo y en el espacio, como lo hizo Julio Cortázar en ‘La vuelta al día en ochenta mundos’ sin salir de su biblioteca, comprobamos que, con sus matices, la humanidad es una sola'.

Vargas Llosa consideró que no es sorprendente que los libros 'hayan desperado desconfianza y temor de enemigos de la libertad, de los que se creen dueños de las verdades absolutas, de los dogmáticos y fanáticos que han sembrado odio y violencia'.

'Leer nos hace libres, a condición de que podamos elegir los libros que podamos leer y se puedan escribir sin comisarios que los vigilen, defender el derecho de los libros a ser libres es defender nuestro derecho de ser ciudadanos', señaló. 

Recibe distinción como "huésped de honor" de Buenos Aires 

El escritor, además fue distinguido hoy como "huésped de honor" de Buenos Aires en un encuentro con el ministro de Cultura de la ciudad, Hernán Lombardi, y aprovechó para hacer una donación de libros de su autoría a una biblioteca pública.

"Estoy agradecido por este homenaje que me hace la muy querida ciudad de Buenos Aires, me siento enormemente conmovido y recibo esto con toda la humildad del caso, con modestia, sabiendo toda la generosidad que hay detrás de este diploma", dijo el escritor.

El premio Nobel de Literatura 2010 recibió la distinción en un céntrico hotel de la capital argentina, donde esta semana mantuvo reuniones con dirigentes opositores al Gobierno argentino y participó de un encuentro organizado por la Mont Pelerin Society sobre "El desafío populista para la libertad de América Latina".

Vargas Llosa había sido declarado formalmente "huésped de honor" de Buenos Aires hace una semana, cuando la Legislatura porteña aprobó una iniciativa en tal sentido impulsada por los diputados Diana Martínez Barrios, de Propuesta Republicana (Pro, partido que gobierna en Buenos Aires), y Juan Pablo Arenaza, de la Coalición Cívica.

"Todos los porteños hemos tenido momentos de enorme felicidad al leer a Vargas Llosa", aseguró Lombardi en el breve acto de distinción al escritor peruano.

Vargas Llosa se declaró un "gran admirador" de Buenos Aires, a la que calificó como "una de las ciudades más atractivas del mundo porque tiene las cosas que hacen hermosa a una ciudad": los libros, los teatros y los cafés.

"Uno de mis viejos sueños es poder vivir alguna vez un tiempo en Buenos Aires, un sueño al que no he renunciado y espero que la vida me dé la oportunidad para hacerlo realidad", confesó.

El escritor aprovechó su encuentro con Lombardi para entregarle libros de su autoría en donación para la biblioteca pública Miguel Cané, institución que el autor había visitado en 2008 cuando fue declarado "visitante ilustre" de Buenos Aires.

Como regaló "sorpresa", unos jóvenes se acercaron para entregar al Nobel un ejemplar antiguo de "Billiken", una tradicional revista infantil argentina.

"El 'Billiken' marcó profundamente mi infancia. Vivía en Cochabamba (Bolivia), donde yo y mis compañeros del colegio esperábamos como maná caído del cielo la llegada del 'Billiken', que enriquecía extraordinariamente nuestras vidas con las historias que allí leíamos", contó el literato.

Con información de NOTIMEX y EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario