sábado, 30 de julio de 2011

Un marcador para llevar tus libros colgando




El diseño corre a cargo de DDP Studio y no puede ser más sencillo. Está compuesto por una cinta para colgártelo (disponible en naranja, celeste y verde) y de una placa metálica con cinta elástica que hacen la funciones de marcador y de sujeción del libro. Eso sí, viendo el cacharrito en cuestión, el precio me parece un pelín desorbitado, nada menos que 22 euros, casi nada. Vamos, que con un poquito de maña te fabricas uno casero que puede quedar incluso mejor.
En fin, sirva en todo caso como un complemento curioso que tiene su gracia, y aunque se puede utilizar evidentemente con cualquier libro, donde más utilidad le encuentro es en lo que os comentaba, para las guías de viaje y ese tipo de publicaciones. No sé qué os parece a vosotros, ya me contaréis, pero a mí no me termina de convencer, la verdad sea dicha.

WiseBOOKmark, el marcapáginas que lo hace todo solito.


WiseBOOKmark, o lo que es lo mismo, un marcapáginas del que te puedes olvidar una vez lo hayas puesto al principio de tu lectura, haciendo su trabajo automáticamente. Sé que estáis dándole vueltas a la cabeza de cómo será, pero no os preocupéis, que para eso está el vídeo que podéis ver más abajo, con una demostración que no deja lugar a dudas.



Por cierto, que la patente es de Fernando Sánchez, psicólogo y escritor que ha conseguido el apoyo necesario para poder lanzarlo y cuyo invento fue considerado el mejor por el Club de Inventores Españoles.


Además, su precio será bastante bueno, ya que al parecer (hay muy poca información sobre esto) vendrán de tres en tres y a un precio de 4,50 euros, y por supuesto con distintas decoraciones por temáticas, como históricas, románticas o de viajes. Por cierto que es de esas cosas que piensas, ¿cómo no se me habrá ocurrido a mí antes?

Lunfardo.




1. Habla que originariamente empleaba, en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, la gente de clase baja.2.Delicuente. Argentina y Uruguay (poco usado)

El lunfardo es una manera peculiar de hablar que, en origen, empleaba la clase baja en la ciudad de Buenos Aires y sus alredededores. Inicialmente se trataba de una jerga gremial de delincuentes, aunque posteriormente muchos de sus vocablos se acabaron introduciendo en la lengua popular de Argentina y Uruguay...

En cualquier caso, el lunfardo es sin duda un lenguaje muy expresivo y creativo, que usa todo un arsenal de herramientas para la formación de vocablos, como las metáforas (por ejemplo “tambor” es el perro por la alarma que causa), la metátesis -cambio de lugar de algún sonido en un vocablo-, la supresión de fonemas, (como la "yuta” por "yunta", refiriéndose a la policía por la costumbre de los agentes de pasearse de dos en dos).

Además, muchas de sus expresiones son préstamos de otras lenguas que llegaron con los inmigrantes europeos tras adaptarlas a la morfología castellana, como por ejemplo “jailaife” -vividor- del inglés "high life".

Hoy trasladamos a nuestro artículo la letra del tango Triste Paica, de Homero Manzi.

Un patio de conventillo bajo la parra fulera y una viola dominguera que esgunfia con su estribillo; un compadre estilizado, salido de los versos de Carlos de la Púa, y un lunfardo remanyado, bacán de la ganzúa por pura vocación.

Sobre el viejo patio de ladrillo parás dos pibes un bolón y el encargao del conventillo tira la bronca con razón. Si pegás de repe, no vale, dice el rebolo cascador, por que los pibes del suburbio nunca la ganan a traición.

Cien pasiones se prendieron en la antorcha de sus ojos y en sus lindos labios rojos y en las crenchas de su pelo, porque, igual que los gorriones, sus veinte primaveras sangraban sus canciones, en el patio proletario perfumado de diosma, de orégano y clavel.

Sobre el viejo patio de ladrillo tuvo el lunfardo una ilusión, y la pebeta del conventillo en su prontuario fue una flor. Pero enceguecido de celos el otro taita compadrón, sin la nobleza de los pibes .

Sobre el uso inadecuado de la palabra virtual.




El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) presenta la definición mostrada más arriba de la palabra virtual, que viene haciendo una carrera tan exitosa desde la explosión del auge de las computadoras y de la internet.

El vocablo fue adoptado en el terreno de la informática pensando en su primera acepción y también en la tercera, usada en la Física, más precisamente en la Óptica, para referirse a algo "que tiene existencia aparente y no real" y en la Mecánica para definir el concepto de "velocidad virtual".En las lentes convergentes, por ejemplo, los rayos provenientes de un objeto cualquiera convergen hacia un punto en el cual se forma una imagen de ese objeto. Es el principio utilizado en las cámaras fotográficas, en las cuales los rayos provenientes del objeto fotografiado convergen y forman una imagen real e invertida de ese objeto sobre la superficie sensible.En el caso de las lentes divergentes esto no ocurre, los rayos divergen y no se forma ninguna imagen real. Sin embargo, los ópticos encontraron conveniente para algunos de sus cálculos considerar la idea de que a partir de que a partir de un determinado punto, las prolongaciones de los rayos divergentes convergen hacia un punto anterior al lente, donde se formaría una imagen que no existe más que en el cálculo matemático, una imagen virtual.En la analogía creada en el mundo de las computadoras, cuando se habla de una "reunión" de personas que se encuentran en lugares distantes, pero que se comunican entre sí mediante cámaras de televisión, parece adecuado que se hable de reunión virtual. Y cuando queremos referirnos a uno de esos sitios de la internet en los que se ofrecen mercaderías que podemos adquirir sin levantarnos de nuestra silla, enviando por la computadora el número de nuestra tarjeta de crédito, parece perfectamente correcto que se hable de tienda virtual.Tampoco cabe disentir de la expresión realidad virtual, que designa el efecto producido por programas informáticos que suministran al usuario estímulos visuales, auditivos e incluso táctiles que le dan la sensación de vivir en una realidad diferente, como ocurre en los simuladores de vuelo o en algunos programas para arquitectos que permiten visitar una casa que está a la venta desde su propia computadora. Se trata de artificios que nos permiten dirigir aviones que no existen o visitar casas que no están allí. No son reales, son virtuales, como nos indica la definición del diccionario.Sin embargo, muchos usuarios de computadoras que no saben de dónde proviene este término ni por qué se lo usa al hablar de reuniones, de tiendas o de otras entidades virtuales, han adoptado este adjetivo para referirse incorrectamente a todo lo que tenga que ver con informática o con la Internet.Hace algunos días, un amigo que acababa de comprarse unos libros a través de la Red me comentó que había hecho "unas compras virtuales". Aunque las hubiera hecho vía Internet, sus adquisiciones no tenían nada de virtual, eran bien reales, como mostraban los gruesos y pesados volúmenes que mi amigo se disponía a leer.Millones de personas hoy hacen amigos a través de sus conexiones electrónicas, pero no importa cuál haya sido la forma de establecer estas relaciones se trata siempre de personas reales, con pasiones y sentimientos, no son amigos virtuales, como muchos suelen decir.Una amiga que se pasa muchas horas por día sentada ante su computadora suele quejarse de que tanto tiempo virtual no le deja un momento libre para, por ejemplo, leer un libro. No creo que haya sido un consuelo, pero tuve que explicarle que el tiempo que se pasa sentada ante su computadora es bien real.Todavía no he podido entender qué son las comunicaciones virtuales ni por qué son llamadas de esa manera. Cuando enviamos por la Internet un mensaje, éste no tiene nada de virtual; por más que circule por un cable o por el espacio en forma de bits es u


Resumiendo, debemos tener en cuenta que si un fenómeno se refiere a los números dígitos, del uno al diez, o a los instrumentos que cuentan estos números podemos calificarlo como digital, pero no siempre como virtual. Y si un fenómeno ocurre merced al uso de la tecnología electrónica, podremos calificarlo como electrónico, pero no na comunicación bien real y perfectamente de acuerdo con la definición de comunicación, pues alguien va a leerla en el algún lugar. Si quisiéramos comunicarnos en forma virtual no podríamos hacerlo, pues cada vez que una señal de cualquier tipo es trasmitida entre dos personas se establece una comunicación real.siempre como digital ni como virtual.

Piglia gana el premio Hammet.




Fue reconocido con el premio de novela negra, otorgado por la Asociación Internacional de Escritores Policiacos
GIJÓN, ESPAÑA (30/JUL/2011).- El escritor argentino Ricardo Piglia ganó ayer el Premio Hammet de novela negra de la Asociación Internacional de Escritores Policiacos por su obra Blanco nocturno, en la que hace un retrato de la sociedad rural de su país a partir de la investigación de un asesinato.

El jurado reunido en la Semana Negra de Gijón, formado por Elia Barceló, David Torres y Raúl Argemí, valoró los distintos planos de la narración y el uso de un lenguaje coloquial, pero culto para premiar a una novela "muy bien escrita".

Blanco nocturno (Anagrama 2010) “sorprendió” al jurado con una trama directa y compleja que desnuda traiciones y negociados, pasiones y trampas, en la que quien parece a todas luces ser el culpable verdadero de un crimen es solo un chivo expiatorio que oculta al verdadero asesino.

Ambientada en las llanuras de la pampa bonaerense a comienzos de los años setenta, la novela de Piglia retrata la vida en un clima sereno tradicional de los pueblos rurales y el infierno de las relaciones familiares, en un contexto sociopolítico complejo de Argentina en aquellos años. Es una novela negra en toda regla, porque parte de la investigación puramente policial de un caso para llegar "en un plano superior" a la denuncia social, explicó el escritor Raúl Argemí, que integró el jurado que concedió el premio.

Piglia recurre a Emilio Renzi, su alter ego literario, el periodista, el policía o el investigador privado, según sea el caso, para desentrañar la verdad en un caso que todo el mundo da por cerrado al haber sido condenado un japonés por el asesinato de un negro portorriqueño educado como americano en Nueva Jersey, llegado a las pampas argentinas siguiendo la estela de dos hermanas gemelas liberales.

Tony Duran, el extraño forastero asesinado, las hermanas Ada y Sofía Belladona, hijas del acaudalado hacendado dueño de casi todas las tierras del lugar con las que tenía una relación de triángulo amoroso, y el hermanastro de ellas, un tipo raro que vive encerrado en una fabrica, participan del entramado que intenta desarmar Rienzi.

Piglia cuenta dos historias centrales a la vez en una trama "sórdida" que va desvelando los negocios sucios, el tráfico de intereses entre la oligarquía terrateniente, los dirigentes políticos, los jueces, los bancos y las compañías financieras que pugnan por hacerse son las tierras donde se asienta la fábrica del hermanastro de las Belladona.

martes, 26 de julio de 2011

Hirsuto.



1. Dicho del pelo: Disperso y duro.2. Cubierto de pelo de esta clase o de púas o espinas.
3. De carácter áspero.

Hirsuto es un adjetivo calificativo que proviene del latín hirsūtus y se aplica generalmente al pelo duro, tieso, erizado, cerdoso, híspido y por extensión semántica a cualquier persona de carácter aspero, adusto, desagradable o huraño… No nos negaréis que tiene sin duda aplicaciones interesantes nuestra palabra del día ;-)

Para contextualizar el término os proponemos un fragmento de la obra, El arte de matar del escritor español Daniel Sueiro (1931-1986)

“Sí, el verdugo puede ser "un hombre rechoncho, con el pelo cortado a cepillo, cejas pobladas, bigote hirsuto bajo una nariz colorada, papada colgante. Tiene los ojos muy juntos, las orejas algo separadas, el cráneo cuadrado, ...”

Enrique Vila-Matas.



BIOGRAFÍA
Enrique Vila-Matas nació en Barcelona en 1948. En el 68 se fue a vivir a París, autoexiliado del gobierno de Franco y buscando mayor libertad creativa. El apartamento donde se instaló se lo alquiló la escritora Marguerite Duras. Durante estos años subsistió realizando pequeños trabajos como periodista para la revista "Fotogramas", e incluso colaboró como figurante en una película de James Bond.Se hizo escritor tratando de imitar a otro autor, que consideraba raro "del que no había leído una sola línea pero del que conocía en detalle todas sus rarezas, el polaco Witold Gombrowicz". Cuando finalmente leyó a Gombrowicz "pude advertir que no me parecía en nada a él, y descubrí de paso que había desarrollado una voz propia y singular".Vila-Matas publicó su primer libro: "La asesina ilustrada" en 1977, desde entonces no ha dejado de escribir quizás porque, según ha dicho él mismo, “escribir es corregir la vida, es la única cosa que nos protege de las heridas y los golpes que da la vida.”Con la publicación de su "Historia abreviada de la literatura portátil" comenzó a ser reconocido y admirado en el ámbito internacional, especialmente en los países latinoamericanos y en Portugal.Sus obras son mezcla de ensayo, crónica periodística y novela. Su literatura, fragmentaria e irónica, diluye los límites de la ficción y la realidad. Rodrigo Fresán escribió que “una forma más tonta que extraña de definir a Vila-Matas sería afirmar que se trata del más argentino de los escritores españoles. Después de todo, allí están la manía referencial y el siempre dúctil aparato enciclopédico, el humor en serio, los juegos metaficcionales donde el autor es siempre protagonista, las apelaciones cómplices a su lector, y el tránsito cosmopolita, constante y sin compromiso, por las bibliotecas y las ciudades”. 
Ha desarrollado una amplia obra narrativa que se inicia en 1973 y que hasta la fecha ha sido traducida a nueve idiomas. Actualmente es uno de los narradores españoles más elogiados por la crítica nacional e internacional, aunque los premios y el reconocimiento en España le han llegado tardíamente.


BIBLIOGRAFÍA

Literatura:

La asesina ilustrada (1977),

Impostura (1984)

Historia abreviada de la literatura portátil (1985)

Una casa para siempre (1988)

Suicidios ejemplares (1991)

Hijos sin hijos (1993)

Lejos de Veracruz (1995)

Extraña forma de vida (1997)

El viaje vertical (1999)

Bartleby y compañía (2000)

El mal de Motano (2002)

París no se acaba nunca (2003)



Recopilaciones de artículos y ensayos literarios:

Al sur de los párpados (1980)

Nunca voy al cine (1982) El viajero más lento (1992)

Veneno en la boca : conversaciones con 18 escritores: Antón Castro (1994)

Recuerdos inventados : primera antología personal (1994.

El traje de los domingos (1995)

Para acabar con los números redondos (1997)

Desde la ciudad nerviosa (2000)


PREMIOS

Premio Ciudad de Barcelona y el Prix au meilleur livre étranger (2000)

Rómulo Gallegos (2001)

Herralde (2002)

Médicis (2003)


ENLACESBiografía

Artículo. Escribir es dejar de ser escritor. Por Enrique Vila-Matashttp://www.barcelonareview.com/23/s_escribir.htm


El viaje vertical : primeras páginashttp://www.analitica.com/cyberanalitica/maquilla/3944930.asp


Artículo literariohttp://www.accionesimaginarias.com/fosforo/vilamatas.htm


Textohttp://www.almargen.net/3-09-dh1.html


Artículo sobre Lisboahttp://www.almargen.net/3-11-dh1.html


Artículo periodístico aparecido en Babelia 6-9-2003http://sololiteratura.com/bolanolaausenciade.htm


Enrique Vila-Matas: cuando el azar descansa Iván R. Méndez

Tras la voz de un premiado Daniel Centenohttp://www.analitica.com/cyberanalitica/icono/8504453.asp


Discurso de recepción del XII Premio Internacional de Novela «Rómulo Gallegos»


Enrique Vila-Matas: "El canon literario español está dictado por las mafias"por Armando G. Tejeda


Entrevistahttp://www.literaturas.com/VilaMatasdciembre2002.htm


Enrique Vila-Matas: "Me despedí de la novela" Entrevistahttp://www.quepasa.cl/revista/2001/07/15/t-15.07.QP.SOC.VILA.html


Entrevista por Sergi Pàmies

Entrevista



Estudios sobre Enrique Vila-Matas:Artículos en revistas culturales TÍTULO: NosotrosREVISTA: AJOBLANCODATOS FUENTE: 1993 [Noviembre]; n° 57: p. 8DESCRIPTORES: CRISIS DE LA RAZON

TÍTULO: Arsenio. El fútbol de el brujoREVISTA: AJOBLANCODATOS FUENTE: 1996 [Febrero]; n° 82: p. 64IDENTIFICADORES: HERMIDA, Xosé\ Arsenio. El fútbol de el brujo

TÍTULO: Trágicos pilotos de nosotros mismosREVISTA: ARCHIPIELAGO: Cuadernos de crítica de la culturaDATOS FUENTE: 1996 [Invierno]; n° 26-27: p. 214IDENTIFICADORES: GIUDICE, Daniele del\ Despegando la sombra del suelo

AUTOR: VILA-MATAS, EnriqueTÍTULO: Marguerite Duras: Indochina songREVISTA: EL UROGALLO: Revista Literaria y CulturalDATOS FUENTE: 1996 [Noviembre]; n° 126: p. 50-53IDENTIFICADORES: DURAS, Marguerite

AUTOR: VALLS, Fernando; MIÑANA, Juan; FERNANDEZ CUBAS, Cristina; MARTINEZ DE PISON, Ignacio; ZARRALUKI, Pedro; VILA-MATAS, EnriqueTÍTULO: De últimos cuentos y cuentistas (Mesa redonda)REVISTA: INSULA: Revista de Letras y Ciencias HumanasDATOS FUENTE: 1994 [Abril]; n° 568: p. 3-7

TÍTULO: Janelas verdes' DreamREVISTA: LATERAL: Revista de CulturaDATOS FUENTE: 1995 [Septiembre]; n° 9: p. 8-9IDENTIFICADORES: MUSEO DE ARTE ANTIGUO [Lisboa]

TÍTULO: Un minuto terrible: el encuentro de Vila-Matas y RossiREVISTA: LATERAL: Revista de CulturaDATOS FUENTE: 1997 [Noviembre]; n° 35: p. 6-7IDENTIFICADORES: ROSSI, Alejandro\ Manual del distraído

TÍTULO: Entre tigres y gauchosREVISTA: REVISTA DE LIBROSDATOS FUENTE: 1997 [Enero]; n° 1: p. 25IDENTIFICADORES: BIOY CASARES, Adolfo\ Memoria sobre la pampa y los gauchos

TÍTULO: La inercia de la angustia fríaREVISTA: REVISTA DE LIBROSDATOS FUENTE: 1997 [Febrero]; n° 2: p. 39IDENTIFICADORES: COSSERY, Albert\ Los hombres olvidados de Dios

TÍTULO: Muerte y silencio de una vocalREVISTA: REVISTA DE LIBROSDATOS FUENTE: 1997 [Junio]; n° 6: p. 39IDENTIFICADORES: PEREC, Georges\ El secuestro

TÍTULO: Escritura de la penuriaREVISTA: REVISTA DE LIBROSDATOS FUENTE: 1997 [Diciembre]; n° 12: p. 42IDENTIFICADORES: BECKETT, Samuel\ Relatos


Artículos sobre el autor AUTOR: JURISTO, Juan AngelTÍTULO: Enrique Vila-Matas: ser brillante es un valorREVISTA: AJOBLANCODATOS FUENTE: 1993 [Abril]; n° 51: p. 71IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Hijos sin hijos

AUTOR: MARTINEZ, GabiTÍTULO: ¿La letra con baile entra? En: Especial literaturaREVISTA: AJOBLANCODATOS FUENTE: 1995 [Julio-agosto]; n° 76: p. 44-52IDENTIFICADORES: ARANGUREN, José Luis L.\ MARTIN GAITE, Carmen\ NIEVA, Francisco\ GOYTISOLO, José Agustín\ REGAS, Rosa\ POZO, Raúl del\ AMAT, Nuria\ VILA-MATAS, Enrique\ MENDICUTTI, Eduardo\ TRAPIELLO, Andrés\ MOIX, Ana Maria\ ORTIZ, Lourdes\ GOPEGUI, Belén

AUTOR: NETCHAIEV, Juan RamónTÍTULO: Espía de sí mismoREVISTA: ARCHIPIELAGO: Cuadernos de crítica de la culturaDATOS FUENTE: 1997 [Verano]; n° 29: p. 129-130IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Extraña forma de vida\ La asesina ilustrada

AUTOR: GRACIA, JordiTÍTULO: Crónica de la narrativa españolaREVISTA: CUADERNOS HISPANOAMERICANOSDATOS FUENTE: 1997 [Julio-Agosto]; n° 565-566: p. 257-261IDENTIFICADORES: CASTILLA DEL PINO, Carlos\ Pretérito imperfecto\ MARTINEZ SARRION, Antonio\ Una juventud\ CASARES, Carlos\ Dios sentado en un sillón azul\ VILA-MATAS, Enrique\ Extraña forma de vida\ CERCAS, Javier\ El vientre de la ballena

AUTOR: MASOLIVER RODENAS, Juan AntonioTÍTULO: El rigor de la invenciónREVISTA: EL UROGALLO: Revista Literaria y CulturalDATOS FUENTE: 1993 [Abril]; n° 83: p. 46-48IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ El rigor de la invención

AUTOR: SANCHEZ LIZARRALDE, RamónTÍTULO: Enrique Vila-MatasREVISTA: EL UROGALLO: Revista Literaria y CulturalDATOS FUENTE: 1993 [Septiembre-Octubre]; n° 88-89: p. 39-40IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Hijos sin hijos

AUTOR: VALLS, FernandoTÍTULO: Del orden clásico al juegoREVISTA: QUIMERA: Revista de LiteraturaDATOS FUENTE: 1997 [Mayo-Junio]; n° 158-159: p. 135-136IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Extraña forma de vida

AUTOR: ALONSO, SantosTÍTULO: Lejos de Veracruz. Inquietante y excelente novelaREVISTA: RESEÑA de Literatura, Arte y EspectáculosDATOS FUENTE: 1995 [Octubre]; n° 265: p. 29IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Lejos de Veracruz

AUTOR: MASOLIVER RODENAS, Juan AntonioTÍTULO: Héroes de nuestro tiempoREVISTA: REVISTA DE LIBROSDATOS FUENTE: 1997 [Marzo]; n° 3: p. 45
IDENTIFICADORES: VILA-MATAS, Enrique\ Extraña forma de vida