jueves, 26 de enero de 2012

Carlos Prieto, nuevo miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.




    Se trata de la primera vez que un músico forma parte de dicha institución, desde su fundación en 1875
CIUDAD DE MÉXICO (26/ENE/2012).- En atención a sus conocimientos linguísticos y méritos literarios, el violonchelista mexicano Carlos Prieto Jacqué (1937) ingresó esta noche, de manera oficial, a la Academia Mexicana de la Lengua (AML) como miembro de número.  

Acompañado por Margo Glanzt, Vicente Leñero, Hugo Gutiérrez Vega y Eduardo Elizalde, el presidente de la AML, Jaime Labastida, fue el encargado de dar la bienvenida, entregar un diploma y la distinción a Prieto, quien a partir de hoy ocupará la silla XXII.  

Al tomar la palabra, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, el músico expresó su beneplácito y dedicó su discurso de bienvenida a la figura del compositor ruso Dmitri Shostakóvich (1906-1975), personaje que además de haberlo conocido en 1959, obtuvo fama en la Unión Soviética bajo el patrocinio del jefe de personal de León Trotsky.  

En su discurso, Prieto Jacqué, cuestionó a los integrantes de la AML, respecto a qué vieron en él para que formara parte de sus filas, toda vez que dijo, 'soy un músico'.  

Cabe señalar que se trata de la primera vez que un músico forma parte de dicha institución, desde su fundación en 1875.  

Tras dar lectura a su discurso, Prieto aludió al compositor ruso a quien conoció en persona y refirió también que estando en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en donde aprendía el idioma ruso, escuchó todas sus obras que encontró conservadas en la fonoteca de ese instituto.  

Más tarde, cuando estudió en la entonces Unión Soviética, recordó que volvió a encontrarse con Shostakóvich, incluso, comió alguna vez con él.  

En el texto, se trasluce no solo la admiración de Carlos Prieto por Shostakóvich, sino también sus sentimientos respecto al intenso drama que fue la vida del maestro ruso.  

Shostakóvich, según Prieto, conoció a la vez el éxito y alabanza en el ámbito oficial soviético y vivió también la repulsa de ser considerado más de un momento, como músico burgués y decadente.  

A decir de Prieto, el ruso vivió en una especie de compromiso, en su rechazo interior del régimen dictatorial soviético, haciéndose pasar, a veces, como si aceptara la ideología e imposición de quienes gobernaban.  

Dijo que la muerte de Shostakóvich fue dramática, más aún al ser deportado a Siberia y muriendo a manos de los sicarios de la dictadura en ese país.  

El connotado historiador mexicano Miguel León Portilla (1926), fue el encargado de ofrecer un discurso de bienvenida a Prieto, y expresó que sean muchos años los que colabore en tan noble institución.  

'Lo elegimos porque esta Academia en paralelo con la Real Española y con otras hispanoamericanas, ha tomado la decisión de incluir entre sus miembros a personas conocedores de otras ramas del saber y de las artes', expresó.  

Dijo que haber elegido a Carlos Prieto como miembro de la AML obedece a dos razones: porque se trata de un artista, un músico de reconocida fama en México y fuera de él, y la otra, porque se trata de un personaje que cultiva el arte del bien decir y de ellos dan testimonio sus diversos libros.  

Calificó a Prieto como un personaje en el que concurren, 'no todos atributos de los grandes maestros que vivieron en el tiempo del Renacimiento'.  

Tras una breve introducción bibliográfica del músico, León Portilla, habló además del Padre de Prieto y de la relación que tuvo el músico con el compositor ruso Shostakóvich.  

Enseguida, Prieto ofreció un concierto que incluyó el estreno mundial de la pieza 'Sol Fa de Pedro', del compositor novohispano Manuel de Sumaya.  

Se trata de una pieza para chelo y piano, adaptada por el compositor Alexis Aranda, quien realizó su transcripción; con una duración cercana a los seis minutos.  

A propuesta de Miguel León-Portilla, Ramón Xirau y Eduardo Lizalde, la Academia Mexicana de la Lengua designó el pasado 13 de enero a Carlos Prieto como su miembro número XXII, a quien considera 'un artista, estudioso de la historia del arte, de la estética, con un manifiesto interés por nuestra lengua', y que 'se ha distinguido a lo largo de más de 50 años en muy diversos campos de la música y la escritura'.  

Carlos Prieto es uno de los más destacados violonchelistas del mundo, graduado en música por la Universidad Lomonosov de Moscú, ha estudiado además con algunas de las más prestigiadas figuras y academias de la música internacional, como son Imre Hartman y Pierre Fournier y la Juilliard School of Music de Nueva York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario