miércoles, 21 de marzo de 2012

Thomas Weber desmonta el mito de Hitler.



El historiador británico Thomas Weber desmonta el mito del «führer» en su nuevo libro, «La primera guerra de Hitler» (Taurus), en el que desvela su verdadera experiencia en la Primera Guerra Mundial a través de documentación inédita y testimonios de sus compañeros de regimiento durante el conflicto previo a su llegada al poder.
Según indica el propio autor en el prólogo, este libro propone una perspectiva de la experiencia bélica de Hitler y el papel que jugó en la llegada del nazismo al poder y en la Alemania ocupada por Estados Unidos. Estas dos hipótesis se enmarcan en la pregunta de si la Primera Guerra Mundial radicalizó al «führer» y sus compañeros o si sus convicciones ya estaban formadas entonces.
En este libro se presenta a un Hitler encargado de tareas de retaguardia,rechazado por los soldados del frente y en quien sus superiores nunca vieron a una persona con cualidades de líder. Además, lo describe como un hombre que permaneció inseguro de sus ideas hasta el final de la guerra. El dirigente nazi aparece como una persona incapaz de mostrar empatía por el sufrimiento ajeno y, mientras que sus compañeros veían destrucción y dolor en el pueblo francés, Hitler pensaba que sus habitantes habían sufrido poco.
Por ello, Weber cuestiona la creencia aceptada por la mayoría de los historiadores por la que se acepta que la Primera Guerra Mundial fue determinante en la formación política e ideológica del «führer» y el origen que lo condujo hacia el nazismo. En cuanto a la documentación inédita a la que ha tenido acceso el autor de este libro, destacan cartas de los soldados del Regimiento List, al que perteneció Hitler, pendientes de clasificar y catalogar, por lo que nunca nadie los ha utilizado antes.
Weber, profesor de Historia Europea e Internacional en la Universidad de Abeerden y director del Centre for Global Security and Governance. Ha publicado «The Lodz Ghetto Album», ganador de un Golden Light Award en 2004, y «Our friend», con el que fue galardonado con el Duc d'Arenberg History Prize.

No hay comentarios:

Publicar un comentario