lunes, 28 de mayo de 2012

Obra de Alfonsina Storni fue del Romanticismo a la Vanguardia.




    El rasgo más característico de su producción, citan, fue un feminismo combativo ejemplo de ello es el poema ''Tú me quieres blanca'', inspirado en las relaciones problemáticas amorosas
CIUDAD DE MÉXICO (28/MAY/2012).-Considerada una de las primeras escritoras que desplegó estrategias textuales en el marco de la modernidad emergente en el Buenos Aires de principios del siglo XX, Alfonsina Storni es recordada como una poetisa y periodista que cuestionó los lugares simbólicamente adjudicados a las mujeres.
 
La poeta argentina de origen suizo, Alfonsina Storni, nació el 29 de mayo de 1892 en Sala Capriasca del cantón suizo del Ticino. Sin embargo, desde los cuatro años radicó en Argentina, primero en San Juan, posteriormente en Santa Fe, Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata.
 
Tenía 14 años cuando murió su padre y tuvo que trabajar en una fábrica de gorras para ayudar con los gastos de su casa, no obstante la precaria situación que atravesaba, en 1907, ingresó a una compañía de teatro de Manuel Cordero como actriz y recorrió diversas provincias.
 
El sitio electrónico de la Biblioteca Cervantes recuerda que al regresar la joven Alfonsina a Rosario se enteró de que su madre se había vuelto a casar y que ahora radicaba en Bustinza.
 
La poetisa decidió entonces retomar su formación académica y estudió la carrera de maestra rural en Coronda, donde recibió su título profesional y comenzó a ejercer su carrera.
 
En esa época se le vinculó como colaboradora de las revistas literarias "Mundo Rosarino" y "Monos y Monadas".
 
En 1911 se trasladó a Buenos Aires, donde nació su hijo Alejandro un año más tarde, al convertirse en madre asumió enfrentar sola sus decisiones: trabajó como cajera en una tienda y continuó con sus colaboraciones periodísticas, esta vez en la revista "Caras y Caretas".
 
Con grandes dificultades económicas, Storni logró publicar, en 1916, su primer libro "Inquietud del Rosal" y participó en un homenaje al novelista Manuel Gálvez, en el que recitó sus primeros versos.
 
Según la página en Internet "biografiasyvidas.com", Storni comenzó a frecuentar los círculos literarios y dictó conferencias en Buenos Aires y Montevideo; colaboró en las revistas "Nosotros", "Atlántida", "La Nota" y en el periódico "La Nación".
 
La crítica especializada ha dicho que su trayectoria literaria evolucionó desde el Romanticismo hacia la Vanguardia y el intimismo sintomático del Modernismo crepuscular. 
 
El rasgo más característico de su producción, citan, fue un feminismo combativo ejemplo de ello es el poema "Tú me quieres blanca", inspirado en las relaciones problemáticas amorosas.
 
Compartió la vida artística y cultural del grupo "Anaconda", del que formaron parte los poetas Horacio Quiroga y Enrique Amorín.
 
En la década de 1930 viajó a Europa y participó de las reuniones del grupo "Signos", al que asistían figuras importantes de las letras, tales como Federico García Lorca y Ramón Gómez de la Serna.
 
Ocho años más tarde, en 1938, participó en el homenaje que la Universidad de Montevideo le brindó a ella, a Gabriela Mistral y Juana de Ibarbourou, considerados tres grandes poetas de América.
 
Su obra ha sido dividida por los estudiosos en dos etapas: la primera de éstas caracterizada por la influencia de los románticos y modernistas, que dio como resultado "La inquietud del rosal" (1916), "El dulce daño" (1918), "Irremediablemente" (1919), "Languidez" (1920) y "Ocre" (1920).
 
Mientras que el segundo periodo corresponde a una visión oscura, irónica y angustiosa, que se manifiesta en "Mundo de siete pozos" (1934) y "Mascarilla y trébol" (1938).
 
Storni además incursionó como dramaturga con "El amo del mundo" y "Dos farsas pirotécnicas".
 
El 25 de octubre de 1938, a los 46 años, víctima de una enfermedad terminal se suicidó en Mar del Plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario