martes, 31 de julio de 2012

Alambique





Alambique. Aparato para destilar.

Queridos lectores, nuestra palabra del día es una variante de la voz alcatara (del árabe hispánico alqaṭṭára, y este de la raíz {qṭr} 'destilar'), con influencia del término alquitrán (producto obtenido de la destilación de maderas resinosas, carbones, petróleo, pizarras y otros materiales vegetales y minerales)...

Nuestro custodio Altafulla, además de la imagen, nos envía uno de sus fantásticos artículos para ilustrar la palabra de hoy:

******
Uno de los sonetos satíricos más conocido de la literatura española se titula “A una nariz“ de Don Francisco de Quevedo. Menos conocida es la palabraalquitara que encontramos en el segundo cuarteto.

Significa alambique, que es el aparato que sirve para destilar o separar de otras sustancias más fijas, por medio del calor, una sustancia volátil. Se compone fundamentalmente de un recipiente para el líquido y de un conducto que arranca del recipiente y se continúa en un serpentín por donde sale el producto de la destilación.

Es fácil entender la exagerada caricatura de Quevedo:

“Erase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada mal barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara medio viva,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Erase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto
los doce tribus de narices era;
érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal morado y frito.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario