domingo, 9 de septiembre de 2012

Goytisolo dedica mensaje a Fuentes en Premio Formentor




    El escritor español recordó al mexicano como uno de los polígrafos universales de la narrativa cervantina
MALLORCA, ESPAÑA (08/SEP/2012).-  El escritor español Juan Goytisolo dedicó hoy su mensaje, al recibir el Premio Formentor de las Letras 2012, al mexicano Carlos Fuentes, al que describió como uno de los polígrafos universales de la narrativa cervantina.

En un acto en el Hotel Barceló Formentor, en el Cabo Formentor, al norte de la isla mediterránea de Mallorca, recibió el mismo galardón que el año pasado recayó en Fuentes, que además presidió el jurado que en marzo de 2011 emitió el fallo a favor de Goytisolo.

Ante la viuda de Fuentes, Silvia Lemus, el literato (Barcelona, 1931) evocó la ausencia en el ámbito literario, intelectual y física que afecta a todos por la fuerza que impone, "se trueca en presencia".

"El ausente está con nosotros, en cada uno de nuestros pensamientos y emociones, y a él van dirigidas las palabras que pronunciamos y pronunciaremos, porque le vemos, le sentimos y casi lo tocamos", manifestó.

"Nos habla al oído con su inconfundible timbre de voz, para recordarnos que el mundo no sería el mundo sin el poder revulsivo de la literatura que lo vertebra", recalcó.

Indicó que junto con Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa (ambos Nobel de Literatura), Julio Cortázar, José Lezama Lima, Juan Carlos Onetti, Guillermo Cabrera Infante y muchos otros alcanzó la universalidad a la que aspira el artista, sin dejar de ser por ello expresión de un continente.

"Frente a mezquinos criterios fundados en supuestas identidades o esencias a prueba de milenios, nuestro amigo ausente, pero presente y el puñado de autores citados y otros, reivindican la hibridez, bastardeo y mescolanza, de ser hijos de la Chingada que ha sido, es y será la literatura", dijo.

Expuso que el Premio Formentor devolvió la palabra en plena dictadura en España a los grandes de la novela y la poesía, y congregó a algunos de los creadores europeos y americanos más admirados, por lo que la línea que debe seguir es "la defensa de producto literario frente al producto editorial".

"La obra arriesgada frente al comercio fácil, del autor que emprende su busca solitaria en vez de afanarse a trepar uno a uno de los escalones alfombrados de la escalinata que lleva al cénit de la gloria efímera y a las dádivas del caprichoso y cruel dios Mercado".

"El ausente aquí presente y la pléyade de autores de nuestra lengua común y diversa de ejemplar singladura creativa son el faro que alumbra y alumbrará en el futuro el sendero inhóspito de quienes con valentía y casi heroísmo desafían la peor y más taimada censura: la comercial", abundó.

Goytisolo se manifestó a favor de que la trayectoria del Premio Formentor "sea la del faro que guía y esclarece a lectores y autores que cifran en la novela y en la poesía la más alta expresión de la belleza e inteligencia humanas".

El premiado fue presentado por el periodista y escritor Juan Luis Cebrián, quien recordó que Goytisolo sufrió la censura de la dictadura franquista, fue cuestionado y criticado por ser experimental, y hasta fue calificado "de difícil, hermético e inexplicable".

Subrayó que incluso se le calificó de ser el menos español de los escritores españoles, silenciaron su nombre y prohibieron su obra, por lo que con el exilio y el destierro pagó caro su cosmopolitismo intelectual.

Consideró que Goytisolo, al igual que José María Blanco White, del que estudió a profundidad, y Julio Cortázar, ha sufrido "el extrañamiento político y social que conduce al arte".

Destacó que, sin embargo, "el alejamiento físico y ambiental de España, le permitió adentrarse casi como ningún otro novelista de su tiempo en los clásicos españoles".

"No puede uno referirse a la vida y obra de Juan Goytisolo sin prestar atención preferente a su relación con los inmigrantes, a través y a partir de ellos su inmersión en el Magreb, su curiosidad profunda, su sentido filosófico por la cultura y sociedad islámicas".

"Goytisolo ha conquistado, con su oído literario, el espacio de las palabras. Gracias a la recuperación de la oralidad, su peregrinaje artístico se vuelve más interrogativo que nunca", agregó.

El premio, dotado de 50 mil euros (unos 62 mil dólares) fue entregado por Marta Baudas y Simón Pedro Barceló, presidente de la cadena hotelera Barceló.

El galardón se concedió la primera vez en 1961 a Jorge Luis Borges, Samuel Beckett y Juan Garcia Hortelano, y fue creado por Tomeu Buadas Rotger, Camilo José Cela y Carlos Barral, y años más tarde lo retomó la familia Barceló propietaria del Hotel Formentor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario