jueves, 25 de octubre de 2012

Subastan por Internet ''Yo no creo en Dios'', de Albert Einstein.



    El vendedor subastó la carta por más del doble de su precio original
CIUDAD DE MÉXICO (25/OCT/2012).- Una carta escrita en 1954 por el científico alemán Albert Einstein, en la que deja claro su escepticismo religioso, se vendió por más de tres millones de dólares en una subasta por Internet.

El texto titulado "Yo no creo en Dios", en el que el considerado "padre de la bomba atómica" aborda temas de religión, tribalismo y falta de fe en un Dios bíblico, fue adquirido por un compradoranónimo en el sitio virtual "eBay", el pasado 18 de octubre.

Luego de que Einstein señalara que "Dios no juega a los dados con el universo", algunas personasaseguraron que el físico declaraba con estas palabras cierta religiosidad, por lo que esta carta se convirtió en un documento histórico importante, ya que puntualiza su postura sobre el tema.

Ante su escepticismo sobre un Dios, los historiadores suponen que el término que utilizó Einstein en la polémica frase fue una especie de metáfora coloquial para fines meramente físico o, incluso, para reflejar la totalidad del propio cosmos.

De acuerdo con el portal de Internet "pijamasurf.com", la epístola que fue vendida en tres millones 100 dólares (cerca de 38 millones 810 mil pesos) se dirigió al filósofo judío Eric Gutkind, y en ella se puede leer "La palabra Dios no es para mí nada más que la expresión y producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de honorables, pero aún así primitivas leyendas que sin embargo son bastante infantiles".

"Ninguna interpretación, no importa cuán sutil sea, puede (para mí) cambiar esto. Para mí la religión judía, como todas las otras religiones, es una encarnación de las supersticiones más infantiles".

El también vendedor anónimo adquirió la carta en el 2008, en la casa Bloomsbury en tan sólo 404 mil dólares (cinco millones 226 mil 507 pesos)  desde entonces la ha conservado en una cámara de temperatura controlada.

En esta última subasta se comenzó a partir de los 3 millones de dólares con la esperanza de venderla, por lo menos, al doble o triple de esa cantidad, sin embargo, después de sólo dos ofertas, la puja cerró por encima de lo estimulado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario