domingo, 23 de diciembre de 2012

En Argentina, realizan homanaje a Beckett.



CIUDAD DE MÉXICO (22/DIC/2012).- Con el objetivo de homenajear al autor y a quienes contribuyen con la investigación, representación y difusión de la obra del novelista y dramaturgo irlandés Samuel Beckett, quien murió el 22 de diciembre de 1989, en Buenos Aires, Argentina, se lleva a cabo un festival de teatro.

Durante la séptima edición, realizada del 7 al 17 de diciembre de 2012, se montaron, entre otras puestas en escena, "Riñón de cerdo para el desconsuelo" y "Ostras frescas", que están basadas en la obra de Beckett.

La muestra teatral surgió en 2006, a fin de celebrar el aniversario póstumo número 100 del poeta, cita el portal de Internet "www.lanacion.com.ar".

Considerado uno de los más importantes representantes dramaturgos del teatro del absurdo, Samuel Beckett nació en Dublín el 13 de abril de 1906, ciudad en la que pasó toda su infancia y parte de su juventud.

Estudió en la escuela Portora Royal School en su ciudad natal y posteriormente se matriculó en el Trinity College, donde cursó la licenciatura en Lenguas Románticas y tiempo después el doctorado.

De acuerdo con su biografía publicada en "biografiasyvidas.com", se trasladó a París, Francia, donde se desempeñó como profesor y también tuvo la oportunidad de trabajar con James Joyce, con quién estableció una fuerte amistad. Durante su estancia escribió un ensayo crítico sobre Marcel Proust que causo gran revuelo.

A los 24 años, regresó a Dublín para trabajar en la universidad, sin embargo no duró mucho en ese empleo, ya que un año después emprendió un viaje para recorrer Francia, Alemania e Italia, con el propósito de mejorar su situación económica, hasta que en 1937, luego de la muerte de su padre, decidió establecerse en París de manera definitiva.

En 1942 se unió a la Resistencia en contra del ejército alemán, por lo que tuvo que huir al sur de Francia, lejos de la ocupación de las tropas nazis. En este periodo se dedicó de manera continua a la producción literaria y escribió "Watt", la trilogía "Molloy", "Malone muere" y "El innombrable", y dos piezas teatrales.

Después, con el apoyo de Suzanne Deschevanux-Dumesnil consiguió que su obra "Molloy" fuera publicada, lo que le abrió las puertas para continuar con el lanzamiento de otras obras y la presentación de la puesta en escena "Esperando a Godot", que terminó de consolidar su carrera.

En sus obras de teatro rompió con las técnicas tradicionales de la época y propuso una nueva estética, que tiempo después se consolidaría como el "anti-teatro" o "teatro del absurdo", el cual consiste es un teatro estático, sin acción ni "trucos escénicos", en alusión a la soledad e insignificancia humana.

Con las obras como "Días Felices" y "Esperando a Godot", el teatro de Beckett se definió por contar con tintes existencialistas, así como por el uso de la soledad y desamparo de la existencia humana. Elementos que también pueden contemplarse en sus novelas, llenas de humor negro y prosa austera.

En las décadas de los 60 y 70, su creación literaria continuó con obras como "Acto sin palabras", "No yo", "That Time" y "Football". Fue elegido como Premio Nobel de Literatura en 1969, en reconocimiento a su trabajo y aportaciones literarias contemporáneas.

"Compañía", obra publicada en 1980, es una de sus últimas novelas, en ella resume su actitud de explorar lo inexplorable, según el portal especializado en biografías "epdlp.com".

Beckett pasó su vida explorando el lenguaje y la condición humana, e influenció a dramaturgos posteriores a él a que continuarán con el teatro del absurdo.

Sin embargo, su propósito se apagó luego de perder la batalla contra el enfisema pulmonar y el párkinson que lo aquejaba; murió el 22 de diciembre de 1989, a la edad de 83 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario