martes, 29 de abril de 2014

Rinden homenaje a 'Gabo' en Museo del DF.



CIUDA DE MÉXICO (27/ABR/2014).- Con música y la lectura de obras como "El coronel no tiene quien le escriba", "La hojarasca", "Relato de un náufrago" y una selección de "Cien años de soledad", autoridades de la Secretaría de Cultura capitalina y lectores recordaron al escritor Gabriel García Márquez (1927-2014).
En el patio central del Museo de la Ciudad de México, decenas de lectores e integrantes de la familia del Premio Nobel de Literatura 1982, le rindieron un pequeño homenaje a una semana de su muerte, ocurrida el pasado 17 de abril en esta capital.

Rodeado por una serie de papalotes amarillos con la imagen de una mariposa, elaborados por alumnos del Faro Milpa Alta y que colgaban en el patio central del recinto, Gonzalo García Barcha, hijo del autor colombiano, inició el "maratón" al leer los primeros párrafos de "Cien años de soledad" (1967).

"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía , hijo de José Arcadio, recuerda aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo", leyó el hijo del ganador del Premio Nobel de Literatura 1982, quien dijo sentirse "muy emocionado y agradecido".
Agregó que "más que los países, a mi padre y a mí nos gustaban más las ciudades, y la Ciudad de México era la que más gustaba a mi padre".

En su oportunidad, el Secretario de Cultura capitalina, Eduardo Vázquez Martín, dijo que "no pensamos que haya un mejor homenaje, de los muchos que hará la ciudad y el mundo a este escritor, que la lectura continua de una de sus obras. Gabriel García Márquez nos regaló un universo, el más amplio, el más bello y más interesante".
Al transcurso de dos horas de lectura, tocó el turno a la periodista, Fernanda Tapia, quien tras su participación cedió el micrófono al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

El funcionario capitalino se sumó al viaje por Macondo con la lectura del fragmento que narra cuando "Úrsula", la esposa de "José Arcadio", se entera de la muerte de su madre gracias a "Francisco el hombre".
La historia la continuó Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador de Asuntos Internacionales del Distrito Federal; le siguió la coordinadora ejecutiva del Antiguo Colegio de San Ildefonso, Bertha Cea Echenique, y el poeta José María Espinsa, actual director del Museo de la Ciudad de México.
Previo a su participación, ya habían desfilado en la lectura de las primeras 60 páginas de la historia, personajes como el escritor y catedrático Juan José Reyes; Inti Muñoz, director del Fideicomiso del Centro Histórico, además de miembros del Club de Lecturas "Las Aureolas" que fundó el poeta Alejandro Aura.
En el lugar, jóvenes del programa "Prepa Sí" esperaron su turno en una jornada en la que se intercalaban con algunos funcionarios del Gobierno del Distrito Federal, quienes acudieron al Museo de la Ciudad a rendirle homenaje al escritor colombiano.
Al evento, se dieron cita escritores, artistas plásticos, actores, promotores culturales, músicos y cantantes, así como público en general.

Al término de la lectura, el homenaje siguió con la interpretación de música de vallenato, la preferida del autor.

Fue el grupo Estrellas Vallenatas el que entono las canciones "El corazón de Macondo", "El almirante Padilla", "Te amo a ti", "El testamento", "Mariposas Amarillas", "Colombia tierra querida", "Obsesión", "La vieja Sara", "El Vallenato Nobel" y "Gabo no va a Cartagena".

No hay comentarios:

Publicar un comentario