martes, 4 de agosto de 2015

Los derechos de 'Mi lucha' quedan abiertos para el próximo año





BERLÍN, ALEMANIA (02/AGO/2015).- Los derechos de autor de "Mein Kampf", el panfleto que Adolf Hitler escribió en la cárcel entre 1924 y 1926, quedarán libres el 1 de enero de 2016 lo que será aprovechado por el Instituto de Historia Contemporánea de Múnich (IFZ) para publicar una edición crítica que se espera con gran interés en Alemania. 

"Mein Kampf" ("Mi lucha") está rodeado de un aura demoniaca que ha llevado a que muchos piensen que sería mejor que el libro permaneciera encerrado en el armario de los textos prohibidos. 

De hecho, el estado federado de Baviera, tras apoyar inicialmente el proyecto de una edición crítica, dio marcha atrás y retiró su apoyo a la publicación. 

Actualmente, la conferencia de ministros del Interior de los "Länder" alemanes quiere impedir nuevas ediciones del libro a partir de las disposiciones legales contra la incitación al odio racial. 

"El libro es accesible. En su momento se imprimieron en Alemania más de doce millones de ejemplares y muchos de ellos se pueden comprar todavía en las librerías de viejo", dijo el subdirector del IFZ, Magnus Brechkten.

En todo caso, una posible prohibición de nuevas ediciones de "Mi lucha" no afectaría, según Brechtken, el proyecto del IFZ al tratarse de una edición científica.  Será difícilmente susceptible de ser instrumentalizada por neonazis.

El director de la edición, Christian Hartmann, ha admitido al diario Süddeutsche Zeitung que ha habido momentos en que ha sentido cierto placer de desmontar las tesis de Hitler, que apelan fundamentalmente a las emociones, confrontándolas con hechos históricamente documentados. 

La carátula de la edición, que deberá aparecer en enero de 2016, será gris. El título será "Hitler-Mein Kampf. Eine kritische Edition" (Hitler-Mi lucha. Una edición crítica).

Eso evita que Hitler aparezca oficialmente como autor. "Eso para mÍ era importante, no queríamos que hubiera gente que pusiera el libro en las estanterías solo porque en él aparece muy grande el nombre de Hitler", dijo Hartmann.

Las notas no estarán a pie de página, como suele ocurrir en las ediciones críticas, sino que rodearán el texto de Hitler lo que será una forma de distanciarse más claramente del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario